Año I, No. 2 * MAYO- JUNIO 2008

II FESTIVAL DE MÚSICA ANTIGUA

Por Carlos Alberto Castro S.

carlos.castro.s@laretreta.net

Con motivo de la realización del II Festival de Música Antigua en nuestro país, entre el 9 y el 13 de junio, La Retreta entrevistó a María Clara Vargas (clavicémbalo) y Tania Vicente (laúd), ambas miembros del comité organizador, y a la destacada cembalista española Luisa Morales, como invitada internacional. En esta actividad podemos encontrar la participación de solistas y grupos especializados en el campo de la música antigua. Los invitados internacionales son la cembalista Morales y el Dúo Ambríz-Corona —formado por la soprano Lourdes Ambriz y el guitarrista Antonio Corona, ambos mexicanos—, mientras que, por Costa Rica, participan los dos grupos de cámara que interpretan este repertorio (sea europeo o latinoamericano) de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco en el país: Ganassi y Syntagma Musicum. Como característica general, destaca el uso de instrumentos construidos según las prácticas antiguas y el timbre especial resultante de incorporarlos en la interpretación, que cobra un valor musicológico e historiográfico muy importante para aquellos que disfrutan de estas músicas.

El festival se lleva a cabo bajo el auspicio del Centro Cultural de España, el Instituto de México, la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, la Embajada del Perú, ArteKorum y el luthier Juan Carlos Soto. Según información oficial del evento: 
“La semana inicia con un el recital Por celebrar este día, a cargo del grupo nacional Syntagma Musicum, que ofrece un recorrido por la música europea y latinoamericana del siglo XVIII. El martes la  cembalista española María Luisa Morales ofrecerá un recital de sonatas de Domenico Scarlatti y Antonio Soler. El miércoles, el  dúo de canto y guitarra barroca, conformado por los mexicanos Lourdes Ambríz y Antonio Corona, presentarán un programa de música vocal del siglo de oro español. Para cerrar el festival, el Grupo Ganassi realizará en forma de concierto, el estreno nacional de la ópera colonial Venid, venid deidades, compuesta en 1749 en Perú, por Fray Esteban Ponce de León, junto a otras obras vocales e instrumentales del periodo colonial.”
Para detalle de los lugares y las fechas donde se realizarán estos conciertos, que son todos de entrada libre, revise nuestra AGENDA MUSICAL.

 

María Clara Vargas Cullel

¿Cómo surgió la idea de realizar un festival de música antigua en nuestro país —del cual la presente es ya la segunda edición—, el cual es único en su tipo? ¿Cómo ha visto la respuesta de diferentes instituciones desde el punto de vista del apoyo para la organización de este evento?

Creo que, como en todo proyecto, hay varias motivaciones. Por un lado, unir esfuerzos entre personas que estamos dedicadas a esta especialidad. Por otro lado, ofrecer al público la posibilidad de escuchar una serie de conciertos con instrumentos construidos según modelos antiguos, lo que da una sonoridad completamente diferente. Además, ofrecer la oportunidad de conocer un repertorio muy bello, diferente y poco conocido en el país. Por último, entusiasmar a estudiantes o profesionales de la música a explorar este tipo de repertorio y este tipo de instrumentos.

Es importante señalar que el momento además es importante. Esto por cuanto, aunque desde hace varias décadas hay en el país personas interesadas en la música antigua, no había quizás suficiente diversidad instrumental como para hacer programas más ambiciosos. O sea, no es sino hasta ahora que empezamos a tener en el país mayor cantidad de instrumentos “antiguos” y de músicos interesados en tocarlos. Creo que desde la década del setenta del siglo pasado ha habido agrupaciones explorando este tipo de repertorio, pero no es sino hasta ahora que se tiene un grupo importante de instrumentos e instrumentistas.


Debido a que en Costa Rica son pocos los instrumentistas y cantantes dedicados a interpretar de manera musicológicamente auténtica la música antigua, ¿cómo se puede fomentar un mayor aprecio de esta música de parte del gremio musical y del público mismo?

Me parece que lo que se ha venido haciendo: o sea, ofreciendo conciertos de este repertorio en los lugares más diversos. También ofreciendo explicaciones que permitan al público entender la especificidad de esta música. Por último tratando de montar repertorio novedoso y muy variado.


Como directora de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, ¿qué mecanismos para perpetuar la práctica de la música antigua e involucrar a los actuales estudiantes de música se están aplicando a nivel institucional? ¿Se necesita un mayor volumen de instrumentistas para esta disciplina según las necesidades del país?


Para que una institución como la Escuela de Artes Musicales pudiese ofrecer estudios especializados en música antigua, se requeriría mayor cantidad de músicos preparados en ese campo. Por ejemplo alguien que pudiera trabajar instrumentos de caña, la flauta, especialistas en cuerdas, en bronces y en canto, entre otros. Esto es un proceso lento y que aún en centros musicalmente muy activos apenas se está logrando. Ahora, creo que no se requiere abrir un programa especializado para despertar el interés por la música antigua. Conciertos, conferencias y clases maestras son una opción. Por eso la Escuela está apoyando en este caso al festival, por considerar que es un esfuerzo que ofrece a los estudiantes la oportunidad de conocer mejor este repertorio. En la medida es que un instrumentista se entusiasme a explorar algún instrumento antiguo, se amplía las posibilidades de montaje de repertorio.

Otro esfuerzo que ha realizado la escuela es la compra de instrumentos. Así contamos con flautas dulces, fagot barroco, cembalo, gamba. Próximamente se comprará una trompeta barroca. Por último, también se hace esfuerzos al comprar ediciones y libros que apoyen al estudio de esta música.

Actualmente, en el país sólo se ejecuta la música renacentista y barroca de cámara. ¿Existe alguna proyección para incorporar repertorio para grupos mayores, sean orquestales o corales?


Tendríamos la limitante de la cantidad de instrumentos y de instrumentistas. Pero, en todo caso, se hacen esfuerzos dentro de las posibilidades. Por ejemplo, el estreno de la ópera Venid, venid deidades, que efectuará el grupo Ganassi dentro del festival, es un buen ejemplo de adaptación a las posibilidades del país. En todo caso, es algo que permite el repertorio. Cambiar violines por flautas dulces, sustituir una flauta por un oboe o un violín, etc;  son cosas que se hacían en la época y que permiten gran adaptabilidad del repertorio.


Tania Vicente León


Gracias al avance de las investigaciones de la musicología durante las últimas décadas, se ha ido progresivamente descubriendo maneras que se suponen auténticas de interpretar la música antigua. En esa misma dirección, ¿cuál es el futuro de la música antigua en términos de ejecución? ¿Cree que todavía hay muchos vacíos en el tema?


En nuestro país, creo que sí.  La mayoría de los músicos costarricenses desconocen los lineamentos de una interpretación "filológica" de la  música antigua, basada en los cánones de interpretación de la época; así como del vasto repertorio que la conforma.  Sin embargo, en los últimos años el interés hacia la música antigua ha ido creciendo en el país, lo que ofrece esperanzas en ese sentido.

¿Existe un público en Costa Rica para la música antigua que tenga un comportamiento crítico, así como un aprecio informado de dicha práctica?

Tal y como lo demuestra la gran cantidad de personas que asisten a los conciertos, el gusto por la música antigua ha ido creciendo poco a poco.  Creo que el comportamiento crítico y el aprecio informado de dicha práctica irá creciendo de la misma forma.

Si es del caso, ¿qué le hace falta al movimiento de la música antigua en Costa Rica en sí mismo y para vincular más este con el resto de la práctica musical del país?

Hace falta músicos que vayan a especializarse en el extranjero en dicho campo, la posibilidad económica de adquirir buenos instrumentos musicales, así como partituras y libros que ayuden a formar un criterio sobre este tipo de música.

Como músico latinoamericana y miembro del grupo Ganassi, ¿qué papel juega el movimiento costarricense de la música antigua en la interpretación y el redescubrimiento de la música colonial o de compositores de nuestro países latinoamericanos frente a la música de los compositores renacentistas y barrocos europeos ya consagrados por la historiografía?

Creo que como costarricenses y latinoamericanos, es nuestro deber investigar e interpretar la música de nuestro continente, pero esto no implica el aislamiento musical del resto mundo.  El estudio y redescubrimiento de esta música implica un avance en la musicología occidental, sin división alguna.

 

 

Luisa Morales

¿Conocía de la existencia y la actividad de un movimiento de música antigua en Costa Rica antes de comenzar la coordinación de su visita al país?


Conocí a María Clara Vargas cuando ambas éramos estudiantes en Granada y París a principios de los años 1980. Retomamos contacto con motivo de la Scarlatón en 2006, de forma que sí sabía del serio movimiento de música antigua que hoy existe en Costa Rica.


¿Podría comparar la importancia histórica del clavicémbalo como instrumento solista y como miembro indispensable de los conjuntos de cámara dentro del repertorio renacentista y barroco? ¿Existe un mayor peso de alguna de las dos facetas del instrumento —que ya de por sí ambas tienen gran trascendencia y repercusión—, en su opinión?


El clavicémbalo es un instrumento polifónico. Este hecho ha determinado y determina su rol en la historia de la música. La música para teclado nace imitando la polifonía vocal. Los instrumentos de tecla, permiten reproducir las músicas de conjuntos de voces, instrumentos, orquestas, óperas, por su cualidad polifónica. Hoy nos parece sin importancia, pero hasta que existió la posibilidad de la reproducción fonográfica doméstica, el clave y posteriormente el piano, esto es, los instrumentos de teclado, eran los instrumentos básicos para hacer música “en casa”, música “doméstica”. Eran los que permitían reproducir una ópera, sinfonía o zarzuela a la moda en casa. El órgano, por su parte, hacía lo propio en las iglesias, donde, por ejemplo, durante el siglo XIX se tocaban las sinfonías, oberturas de óperas y zarzuelas, como “Entrada” de la Misa.


Parte del repertorio que usted interpreta es actualmente ejecutado por muchos pianistas —tanto estudiantes como concertistas— a nivel mundial, que interpretan muchas veces estas obras bajo otro concepto estético. ¿Qué opinión tiene de la forma en que se toca el repertorio original para su instrumento, el clavicémbalo?


Como ya he comentado en otros foros, los resultados de las investigaciones realizadas en los últimos treinta o cuarenta años por musicólogos y estudiosos de la interpretación “bien informada” no parecen haber dejado huella en la mayoría de los pianistas. Si tener un buen Maestro de piano, transmisor de las experiencias de generaciones de pianistas, es fundamental para ser un buen intérprete, también lo es buscar, conocer la información que se encuentra en las fuentes originales. Esto es vital para construir una interpretación. Hace tres décadas, era difícil conseguir facsímiles, tratados… hoy en día no hay excusa. El conocimiento de las fuentes originales y la comprensión de la problemática implícita, da al intérprete, paradójicamente, la libertad necesaria para escoger y dar a luz interpretaciones personales. A mi juicio, negarse al conocimiento no es la vía ni más inteligente ni más interesante musicalmente.


¿Cuál es su posición frente a la composición de nuevas obras para el clavicémbalo por compositores contemporáneos que parangonan o simulan el estilo o el lenguaje de la música de hace varios siglos? ¿Cuáles son las tendencias actuales y el futuro de las obras para el instrumento y del instrumento mismo? ¿Puede decirse que 'ya todo está hecho' o sería una afirmación simplista?

Existen compositores contemporáneos que han generado obras maravillosas para el clavicémbalo, que en nada emulan al lenguaje barroco, por ejemplo, la Herbania de Tomás Marco. Creo que el “Concerto” de Manuel de Falla, fue determinante para los compositores hispanos posteriores. El desaparecido compositor Joaquín Nin-Culmell lo citaba como un “point tournant”, un antes y un después en la composición para tecla española. La música electrónica, en toda su diversidad y complejidad no ha sustituido todavía completamente a la producida por instrumentos tradicionales. Es cierto que ha ganado parcelas insospechadas, por ejemplo, en algunos ensambles de música tradicional India, el teclado electrónico ha venido a sustituir  instrumentos centenarios. Sin embargo, es curioso notar que muchos de los filmes de finales del siglo XX y primera década del XXI, incluidos los de temática futurista, han recurrido a las tradicionales orquestas sinfónicas para interpretar sus bandas sonoras. Vivimos un periodo histórico donde los recursos tecnológicos son inmensos y es un privilegio tener la capacidad de escoger.


RESEÑAS BIOGRÁFICAS DE LOS INVITADOS INTERNACIONALES

LUISA MORALES (España)

Luisa Morales se especializa en música española para tecla. Ha realizado conciertos como solista en prestigiosos festivales tanto europeos como de Estados Unidos, Canadá, México y Sudamérica. Sus investigaciones en los conventos de clausura en Castilla, la han llevado a catalogar, editar y grabar música hasta ahora desconocida proveniente de esas instituciones. Ha publicado artículos en diversas revistas especializadas y ha dado conferencias y recitales en destacadas universidades y congresos tanto europeos como americanos. Ha sido becaria del Ministerio de Cultura durante cuatro años consecutivos en los cursos Internacionales Manuel de Falla, en el Sweelinck Conservatorium de Amsterdam y en los Cursos de Música Española de Santiago de Compostela, donde obtuvo los premios Coleman y José Miguel Ruiz Morales de interpretación de música española.
Sus maestros, en Paris y Amsterdam, entre 1980 y 1990 fueron Rafael Puyana y Ton Koopman. Realiza una importante labor académica al publicar libros y artículos en los medios más importantes de la música (como www.mundoclasico.com), en los que informa sobre sus descubrimientos musicológicos sobre el clavicémbalo. Ha grabado como solista los CDs "Música Sorprendente" dedicado al repertorio del convento de clausura de San Pedro de las Dueñas y "Soler and Scarlatti in London" en un clave Kirckman (1798) en el National Music Museum de Estados Unidos. Luisa Morales es fundadora y directora de FIMTE, Festival Internacional de Música de Tecla Española "Diego Fernández".

DÚO AMBRIZ - CORONA (México)

Lourdes Ambriz es una versátil soprano mexicana, que se ha desempeñado bajo la batuta de múltiples y renombrados directores y junto a los más destacados artistas, incluso participando de ópera, giras internacionales y grabaciones. Desde sus inicios alternó con reconocidos cantantes y representó los más diversos y demandantes papeles de la lírica, tales como "Falstaff",“Romeo et Juliette”, "La Flauta Mágica", "Idomeneo", "Carmen", "Don Giovanni" y "Fedora", entre otras. Ambriz ha sido solista de las más importantes orquestas mexicanas, además de afamadas agrupaciones internacionales. Además de la ópera, Lourdes Ambriz también ha participado en comedias musicales con gran éxito; colaboró con el grupo Ars Nova a lo largo de cuatro discos y numerosas giras por Europa, América, el norte de Africa y el Medio Oriente. También ha interpretado asiduamente música contemporánea, lo que la ha llevado a estrenar y grabar un gran número de obras de compositores.  Recibió premios especiales en el concurso "Carlo Morelli", ganó el Premio Nacional de la Juventud y en dos ocasiones el Premio de la Unión de Cronistas de Música y Teatro. En el año 2006 fue distinguida con la Medalla Mozart otorgada por la Embajada de Austria en México. Entre sus numerosas grabaciones destacan las óperas "Aura" de Lavista, "The Visitors" de Chávez, "Montezuma" de Graun, "El Coyote y el Conejo" de Rasgado, el disco "Canciones Arcaicas" con Alberto Cruzprieto, el reciente "Due alme innamorate" con el Ensemble Kairós, grabaciones de música de Rolón, Nietzsche y Revueltas y dos discos de canciones huastecas de Jesús Echevarría.

Por su parte, el guitarrista Antonio Corona cursó la carrera de guitarra bajo la dirección de Guillermo Flores Méndez en la Escuela Nacional de Música de la UNAM. Posteriormente realizó estudios de laúd y música antigua el Early Music Center de Londres, donde fue alumno de Christopher Wilson, Anthony Rooley, Emma Kirkby y Tim Crawford, entre otros. Recibió como laudista el diploma de Associate of the Royal Musical College y posteriormente obtuvo un doctorado en musicología histórica en la Facultad de Música de King's College, de la Universidad de Londres. Reconocido como uno de los principales especialistas a nivel mundial, ha impartido cursos, conferencias y presentado ponencias sobre distintos aspectos de la historia de la vihuela, el laúd y su música en diversos foros de Inglaterra, España, México y Estados Unidos. Su trabajo musicológico ha sido publicado en revistas internacionales especializadas y ha contribuido con notas biográficas y estilísticas para discos de Hopkinson Smith, Christopher Wilson, Shirley Rumsey, Dolores Costoyas, Montserrat Figueras, el Grupo Hermes y el trío La Fontegrara entre otros; también ha fungido como editor colaborador de la revista Lute Society of America Quarterly. Como intérprete ha ofrecido conciertos de laúd y vihuela tanto como solista así como formando parte de varios grupos de música antigua en México, Inglaterra y Sudamérica, colaborando en conciertos y grabaciones con los grupos Ars Nova, Hermes, Capilla Virreinal de la Nueva España, Trío la Fontegara, Syntagma Musicum, el Dúo Frónimo y el Dúo Galilei; con el contratenor Mario Ivan Martínez realiza una activa labor de difusión del repertorio isabelino para laúd y voz y con el grupo Décima Musa explora y difunde la música novohispana y del barroco temprano italiano. Actualmente es maestro de tiempo completo de musicología en el área de postgrado de la Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México.